Páginas

Fantasmas Del Ático

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Acompañada por un Gato Bajo la Lluvia



[LA HISTORIA LA ESCRIBI HACE TIEMPO... PERO SIGUE SIENDO VERDAD. TU ESTADO DE ÁNIMO ME SIGUE AFECTANDO COMO SI NADA MALO HUBIESE PASADO DESDE AQUEL DIA QUE ME DIO POR ESCRIBIR ESTAS LINEAS....]

Una lágrima. Una gota de lluvia. Una lágrima. Una gota de lluvia.

Mis mejillas no saben cual es cual. ¿Pero acaso importa?

El banco en el que estoy sentada está mojado, como yo. El parque está vacío, nadie le quiere en días de lluvia. Suelo tender a querer lo que las personas normales rechazan. ¿Soy rara? Puede. Pero me gusta lo que es diferente, porque normalmente suele merecer la pena. Como tú. Como nuestra relación.

¡Anda mira! Un gato negro está pasando frente a mí. Me mira con los ojos verdes. El color de la esperanza. Él también es diferente. Seguro que es el mejor gato del mundo. Los dos estamos empapados. Si mi madre me dejara tener animales lo adoptaría. Al fin y al cabo suelen ser las mascotas de las brujas. Eso que dices que soy, pero que yo no me creo del todo que sea.

Eso sí, reconozco que tengo una conexión con tu estado de ánimo. Si estas contento, yo también. Si estas triste, yo también. Y si lloras… yo también lloro. Así que aquí estoy. Camuflando mis lágrimas con la lluvia mientras miro a un gato desconocido.

Estar solo, como yo ahora, no es nada apocalíptico. El problema es sentirte solo. Y ambos nos sentimos así. Yo por mis cosas y tú por las tuyas, pero ambas parecidas. ¿Sabes? Tengo miedo. Mucho. Estoy al borde del desastre, como muchas otras veces. Me afecta lo que me dicen las personas que me importan, por eso… en momentos de debilidad… prefiero estar sola antes que hablar con ellas para poder coger fuerzas, crearme una máscara y evitar que me afecten las consecuencias. Evitar que calen en mí las palabras que el viento se lleva sobre la marcha. La única persona que me está manteniendo en pie y con fuerzas eres tú. Pero cuando me entero de que estas igual… los arqueros que tengo en mi muralla emocional se despistan y me pongo a llorar.

Entonces es cuando necesito un abrazo, de esos de verdad. Y tú también lo necesitas. Lo necesitamos. ¿Y el gato? ¿Necesitará un abrazo? Se va. Ha perdido el poco interés que tenía en mí, así que supongo que solo será diferente al resto de los gatos.

Si es verdad que soy bruja, ya que no puedo hacer magia con la distancia, me gustaría hacer magia con las palabras. Y ya que no puedo darte un abrazo, te hago partícipe de lo que pienso bajo estas nubes grises que tapan el sol.

"Daría lo que fuera por volver a verte sonreír"

Princess_of_Hell

martes, 29 de noviembre de 2011

Comerte a Besos



Tumbados en la cama, exhaustos, sin poder moverse. La habitación estaba oscura, solo unos finos y rebeldes rayos de sol se colaban por las rendijas que la ventana se había olvidado de cubrir. Los muebles parecían un público fantasma que se negaba a dejar de mirarles desde las sombras. Las llaves pendían de la cerradura de la puerta oscilando en un pequeño balanceo constante, pero en silencio. El aire que se respiraba en el ambiente estaba cargado de pasión y cansancio. La noche había sido muy larga. Las sábanas yacían sobre sus cuerpos desnudos, arrugadas y cálidas, gracias al calor corporal de sus cuerpos. La ropa del día anterior estaba olvidada en el suelo, esparcida por toda la habitación de forma desordenada. Todo había quedado en silencio después de varias horas inolvidables. La mujer se acurrucó todavía más entre los brazos de su enamorado, con una sonrisa de satisfacción dibujada en la cara. Su pelo rojo resaltaba entre las sábanas blancas y negras. El hombre, relajado, satisfecho y con una amor inmenso escrito en la mirada, le acarició la mejilla recorriendo con suavidad las pequeñas y escasas pecas que cubrían la cara de la mujer.

-          ¿Te apetece comer algo?

La mujer abrió perezosamente los ojos para mirarle. Se quedó callada. Se incorporó, le abrazo y luego acerco sus labios hasta los de él para besarlo con suavidad y dulzura. Cuando se separó, sus ojos estaban llenos de deseo, de nuevo.

-          Si, a ti. Te comería a besos.

Entonces, sin importar lo alto que se alzaba el sol en el cielo, ni el día de la semana que era, e ignorando el cansancio de sus cuerpos, comenzaron el mismo ritual de la noche anterior. El baile empezó, la música volvió a inundar el ambiente despidiendo al silencio, y los muebles suspiraron al ver que eran insaciables. Solo vivían el uno para el otro.



Princess_of_Hell

lunes, 28 de noviembre de 2011

59 segundos

Tengo hambre. Voy a la cocina, robo una tableta de chocolate con naranja y me escondo entre los peluches de mi cama. Cuando el sabor de la dulce golosina conquista mis labios, sé que estoy perdida. Porque con él has venido. Te mudas y te quedas en mi cabeza, haciendo acopio de mis recuerdos y mi imaginación. Todo se tiñe con las letras de tu nombre, de tu imagen, del roce de tus labios sobre los míos, de los juegos prohibidos que llevan a cabo nuestras lenguas. Te puedo sentir conmigo, como si estuvieses de verdad. Siento claramente que te quiero. El cariño, la añoranza y la felicidad hacen un asalto a mis murallas de forma inesperada y ganan la batalla haciendo acopio de una sonrisa que se dibuja en mi cara… una sonrisa que es toda tuya. Me has hecho sonreír con solo pensar en ti. ¿Qué conseguirás cuando estemos juntos?
Los minutos pasan. El tiempo fluye constante sin darse cuenta de mi presencia. Estoy 59 segundos de cada minuto pensando en ti. ¿Y el segundo restante? Es el que necesito para darme cuenta de que desapareció el sabor a chocolate y necesito tomar más.

Princess_of_Hell

domingo, 27 de noviembre de 2011

Una Confesión más de una despedida Inexistente

Ni en tercera persona, ni en segunda, ni en pasado, ni en futuro… Esta vez solo la muñeca rota de trapo con una confesión como otras tantas… y siempre para la misma persona… solo que esta vez… no es un “lo siento”, ni una petición de perdón ni nada…
Despedida hacia algo que no existe pero que se puede tocar solo con la mirada.
“Los payasos también lloran, los payasos siempre fingen, los payasos encuentran el mayor de los escondites detrás de mucho maquillaje”
Hasta el personaje más fuerte puede estar vacío por dentro. Hasta la sonrisa más sincera puede estar llena de dolor, cansancio y sufrimiento. Hasta las palabras más inocentes pueden sumirte en la tristeza más absoluta.
Jugar a las muñecas es un juego de niños que olvidamos con el tiempo. Jugar a soñar mientras crees por un momento que eres diseñadora, veterinaria, que tienes la casa más bonita del mundo o que tienes el novio perfecto que te lleva en el coche rosa de Barbie a ver ese musical que te encanta y que siempre quisiste ver. Saber que todo es tan rosa como los muebles y permitirte imaginar cómo será ese futuro perfecto que creas durante esas largas horas en tu habitación.
¿Sabes una cosa? Yo soy tan infantil, tan estúpida, tan cría, tan ilusa… que sigo jugando a las muñecas. No literalmente, pues las tengo guardadas todas con muchísimo cariño… pero sí en mi imaginación. Sigo perdiendo las horas en mi habitación, tumbada en la cama sin mirar a nada en concreto, imaginando mi mundo lleno de rosa donde la casa de princesas es NUESTRA, donde me abrazas TU, donde eres TU el que me lleva a ese musical, donde eres TU el que me hace sonreír, donde eres TU el único chico de mi vida. Donde todo es tan genial que sé que es CONTIGO con quien pasaré el resto de mi vida. Que nunca me dejarás sola, que estarás siempre conmigo, que siempre seré tu princesa…
“¿Hasta dónde puede llegar mi nivel te estupidez?”
A pesar de todo, hasta hace unos días prefería vivir de esa ilusión. Prefería pensar que de verdad era posible que estuviésemos juntos en Madrid. Que de verdad estarías conmigo. Pero tuviste que llegar con tus confesiones y frases hirientes. Tuviste que decirme que es imposible que podamos estar juntos, que no quieres volver a hacerme sufrir.
“¿Pero es que no te das cuenta de que solo con saber que no estarás a mi lado ya me estás haciendo sufrir?”
 No voy a darle más vueltas porque siempre acabo con esas palabras en la cabeza. No sé si alegrarme o entristecerme de que seas realista, de que no vivas de los mismos sueños que yo. Tampoco sé si de verdad te crees esas palabras (en el fondo creo que no), pero sí sé que has conseguido que yo crea que te las crees. Estoy cansada de derramar lágrimas en silencio bajo el agua de la ducha. Estoy consumida por tal torbellino de emociones que me cuesta ver con claridad las jugadas que me salen por el camino. Me he dedicado a estar sentada, con los ojos cerrados, a esperar… a esperarTE en un banco en medio de nada, con la esperanza de que algún día te dignases a buscarme. Cuando el viento me hizo llegar tus desoladoras palabras…abrí los ojos y me di cuenta de algo. No puedo hablar del futuro, pero sí del presente. No puedo seguir perdiendo mi vida y mi tiempo por ti. Tengo que intentar hacerme a la idea de que solo serás mío el día en el que vayas al infierno.
“¿Sabes una cosa? Tengo miedo”.
He dejado que alguien que no eres tú entre en mi vida un poquito más de lo normal. Tengo miedo de jugar a las muñecas y tomar el personaje de la mala de la historia. Porque no sé qué pasará en un futuro… pero es que ahora siempre ganas tú. Necesito darme tiempo y de verdad creo que él ahora es la mejor jugada que tengo para intentar que no me afectes tanto. Para intentar quererte un poquito menos. Para conseguir dejar de llorar por ti. Sabes que en el fondo nunca me voy a ir, pero sí quiero irme de esos sentimientos que tengo hacia ti. Me gustaría que dejases de ser “todo” para ser “algo más”.
Entonces… ahora lo único que me queda para volver a tomar la imagen de “payaso” del principio…. Es colgarme un cartel que diga:
“Bienvenido a mi corazón. Disculpa el desorden… el último visitante no fue muy cuidadoso”.



[La frase del payaso es de un amigo (Gracias MARTIS), y la frase del final es una frase de desmotivaciones]

Princess_of_Hell

viernes, 25 de noviembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

Monstruos contra Caballero



Monstruos. Monstruos grandes, feos, enormes, horribles, grandes, feos, enormes, horribles, verdes, negros, blancos, de todos los colores, malvados, crueles, grandes, feos, enormes, horribles...
Están por todas partes. Se esconden en la sombra siempre que intenta ir por la luz y en la luz cuando cae en la oscuridad de las sombras.  La persiguen, la agobian, la hacen creer por un momento que es fuerte para luego aparecer de nuevo hundiéndola por enésima vez. La roban las lágrimas, la sonrisa, la ilusión… Distorsionan su reflejo en el espejo dejándola sin comer durante días dejando que se consuma entre el humo del tabaco que siempre odió.
Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada.
“La débil luz tintineante de la bombilla hace que su cuerpo dibuje sombras extrañas sobre el cielo blanco de la habitación. Una de ellas parece un caballero. Uno de esos de caballo y armadura que aparecen en los cuentos cuando somos pequeños.  El caballero sonríe con tristeza al ver las lágrimas que surcan su rostro. La tiende la mano y la invita a ir con él por los alrededores de un castillo que la pertenece pero que hace tiempo que abandonó. La sube a la torre más alta y la muestra el horizonte. La enseña que hay mucho más de lo que ella ve. Un bosque lleno de monstruos se extiende a sus pies, pero las vistas son tan hermosas que llega a la conclusión de que merece la pena luchar contra ellos para conseguir disfrutar de las pequeñas cosas”.
Se cubre con la sábana y decide evadirse entre las letras de un libro que le dejó prestado el caballero de las sombras. Con cada palabra se transporta a un lugar extraño… con cada palabra le da las gracias mentalmente por estar ahí… Con cada palabra siente que mañana será un bonito día para poder volver a sonreír.
Siempre hay personas  por las que merece la pena sonreír todos los días. Y hoy… tú eres una de ellas.

Princess_of_Hell

lunes, 21 de noviembre de 2011

Mentirosa



¿De qué sirve decir la verdad si nadie te cree?

Cuanta más verdades digo más mentirosa me llaman. Cuanto más me esfuerzo más reproches se me vienen encima. ¿Por qué intentar hacer las cosas bien si las personas que más te importan no lo valoran? ¿Por qué intentar cambiar? Parece que a la chica mentirosa y bruja de antes la iba mejor que a la imbecil de ahora.

Conseguido, ya me odio hasta la saciedad, hasta que el sentimiento se hace amargo y tan fuerte que hace que te falte el aire, las ganas de luchar por nada....

Te consume y al final te mata.

Princess_of_Hell

sábado, 19 de noviembre de 2011

Burbuja Musical

Compartir auriculares con una persona es
algo más que compartir un objeto. Es compartir
sensaciones, pensamientos, complicidad...
Es compartir un mundo


La biblioteca estaba en silencio y repleta de burbujas con mundos paralelos que creaba la imaginación de cada una de las personas que habían ido allí con la intención de estudiar.
Tenía el libro de física y miles de folios con formulas repartidos sobre la mesa. El pelo mojado me protegía del calor que hacía allí, pero el sueño, el cansancio y los nervios no perdonaban tan fácilmente. Todo parecía teñido de gris, insulso… como las películas antiguas en blanco y negro. Sacándome de mi burbuja, el móvil me informó de que tenía un mensaje nuevo:
“Mi lady, ¿dónde está? La echo de menos”
Se me dibujó una sonrisa estúpida en la cara y le dije donde estaba. Al poco tiempo apareció con más personas de clase… y como por arte de magia, todo volvió a recuperar su color habitual. Se sentó  a mi lado, nos dijimos las cuatro estupideces habituales y cada uno se centró en sus apuntes de física. Las frases cortas rompían el silencio y la seriedad en la mesa en la que estábamos todos sentados. Suspiré y asumí que sería incapaz de leer una línea entera sin distraerme.
-          Mira, escucha – me dijo ofreciéndome uno de los cascos de su Iphone.
Le miré mientras procesaba lo que me acababa de decir. Quedamos los dos muy juntos por culpa del cable... pero no me importaba. Me sorprendió la canción que sonaba… era genial. “Anthem part two” de Blink 182. No era un grupo que escuchase, pero tampoco me desagradaba. Al principio creí que cuando se acabase, cada uno seguiría a lo suyo… pero no… la canción se apagó progresivamente y dio paso a otra. Y así, entre canción y canción creamos entre los dos una burbuja compartida donde sólo estábamos nosotros, las notas, los pentagramas flotando alrededor, la voz del cantante, y el silencio lleno de palabras que nadie comprendía.

Princess_of_Hell

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Guardado en la Oscuridad



En el frío, oscuro y abandonado infierno de mi cuerpo, se halla un corazón atrapado entre las tinieblas, las torturas y los sueños rotos con pánico de ponerse en pie. Ha preferido seguir moribundo en la oscuridad del dolor y la desconfianza a salir al exterior y volver a exponerse a ser maltratado de nuevo.

Princess_of_Hell

jueves, 10 de noviembre de 2011

Neurotraumatolosis

[Lavernne (Persephone) , la foto es la que tienes como cabecera de tu blog... espero que no te importe que la utilice... es que fue verla y se me ocurrio el relato]




Irónico que el único punto de luz entre tanta oscuridad sea una rosa negra. Parece una flor prohibida, una flor especial, una flor llena de pecado, una flor para alguien como yo… vacía, sin ilusión, neurótica, desbordada de recuerdos y un poco marchita.
“No la toques”
Las voces susurran en los recovecos más oscuros de mi mente arrastrando las palabras. Como chucho perdido y desamparado busco lógica alguna. No la encuentro. La lógica y lo correcto eran dos cosas que había arrancado de mi ser mucho tiempo atrás dejándolas perdidas y abandonadas en los barrios bajos entre dos cubos de basura de un callejón oscuro y desolado.
Extiendo la mano y toco el tallo con delicadeza. De pronto surgen de la nada, traicioneras, unas espinas que se alargan con suma rapidez y se clavan en mi pobre cuerpo hasta atravesarlo sin contemplaciones. No emito ningún sonido. Hace mucho que me conciencié que estoy sola, y por lo tanto no sirve de nada gastar las cuerdas vocales para producir vibraciones transformadas en ondas sonoras, cuyo radio de alcance no superará mi vacío alrededor. La sangre comienza a teñir mi ropa de rojo… o negro. No soy capaz de distinguir el color del fluido vital que me abandona como el resto del mundo. Junto con él se va la esperanza. Intento no moverme porque duele, y mucho. El dolor nace de la maldita rosa y se extiende con rapidez hasta que consigue nublarme los sentidos. Cierro los ojos y me concentro en intentar comprender qué ha pasado.
“Te avisamos”
Irritada acepto desalentada que hacía demasiado tiempo que no comprendía nada, y que ahora, mientras me iba muriendo, mientras me comenzaban a temblar las rodillas, mientras perdía las fuerzas, mientras que mi dolor de cabeza aumentaba por momentos… no iba a aparecer una bombilla que me iluminase como pasaba en las películas baratas y de mal gusto.
Era un caso perdido, estaba neurotraumatolisizándome. No quedaba nada de mí que mereciese la pena. La rosa empezó a arder. Me mire las manos llenas de sangre y… recordé. He encontrado algo que no se me ha olvidado hacer. Recordar. Recuerdo que esa rosa no es mía, sino de él. Que esa rosa no es presente, sino pasado. Que siempre ha estado presente pero yo no había querido verla cegada por la rabia y el desprecio hacia mí misma. Esa rosa era el símbolo  de mi fin, era un número, era un mes, era un sentimiento, era un corazón… era la razón de todo. No es que me esté muriendo, sino que llevo muerta desde hace mucho tiempo, viviendo aferrada a un recuerdo del pasado que hace años que no existe. Esa rosa no es que fuese un punto de luz, sino que era el ancla que me mantenía con vida, y al descubrir que mi príncipe de la oscuridad ella también ha decidido abandonarme… traicionarme… ya no me queda nada.
“Amar incluso después de muerta”
Antes de cerrar los ojos, las voces me sacan una débil sonrisa ganando un juego que siempre me había negado a perder. Esa vez….Tenía que darlas la razón.

Princess_oh_Hell

lunes, 7 de noviembre de 2011

Obsession

Hoy tengo ganas de ti.

Quiero fumar y tú eres la nicotina.

Acércate. Tócame. Enciéndeme. Abrázame. Conquístame. Bésame. Muérdeme.
Pierdo mi ropa, te robo la tuya, conquistamos la cama… nuestros cuerpos nos llaman, ¿no los oyes?


Pecar se ha convertido en una obsesión. Tú eres mi pecado. Tú eres mi infierno.

 Tú eres mi obsesión

Princess_of_Hell

domingo, 6 de noviembre de 2011

¿Cuándo te Mueres?

"Yo que contaba hacerte mío en el infierno... y me vas a quitar el capricho"

A ver si te mueres pronto y te hago mío y solo mío para siempre.




Princess_of_Hell

sábado, 5 de noviembre de 2011

Dementes Posibilidades


-          Shadow of Eternity: Sí, está claro que hay 1 y 1000 inconvenientes,  pero no pienses ni en lo que es lógico, ni en lo que es conveniente, ni en lo que es fácil o difícil. Piensa en lo que quieres, no en lo que debería ser.
-           Princess_of_Hell: Yo quiero esa habitación mágica, donde todo lo malo se quede fuera, donde solo exista lo que sentimos el uno por el otro, estar abrazada a él, saber que es mío y que nunca se va a ir de mi lado.
-          Shadow of Eternity: Créala entonces.
-          Princess_of_Hell: ¿Cómo? Eso no puede ser. Están ellas, está la distancia.
-          Shadow of Eternity: Todo puede ser. Todo, absolutamente todo
-          Princess_of_Hell: ¡Es que está todo en contra!
-          Shadow of Eternity: ¿ah sí?
-           Princess_of_Hell: Dime que ves tú de bueno.
-          Shadow of Eternity: Veo de bueno que de esa forma, aunque tuvieseis discusiones, aunque no os vieseis… Tú serías feliz  porque sabes que estás con él, y no hay nada más importante en la vida que ser feliz.
-          Princess_of_Hell: ¿Pero a qué precio? Estoy cansada de romperme.
-          Shadow of Eternity: ¿Qué más da el precio? Es como la gente que quiere ahorrar. Se tira toda su santa vida ahorrando, ¿para qué? Para morirse siendo millonarios. Estás en una edad en la que te puedes romper y recomponer con cierta facilidad.
-          Princess_of_Hell: Yo no quiero tener otra vez una relación a distancia y él no va a venir aquí.
-          Shadow of Eternity: No todo puede ser perfecto, pero sí se puede luchar porque lo sea.

Princess_of_Hell

miércoles, 2 de noviembre de 2011

- ¿Has visto a ese chico que acaba de pasar?
- ¿A quién? - pregunté distraída.
- Al chico de negro, con pantalones de tiras, camisa negra, pelo largo... De esos goticos que te gustan tanto. ¿No lo has visto?
- Pues no.
- Pues chica, de verdad... ¡Estas ciega! Un personaje así no pasa desapercibido.
- Puede... pero es que yo ahora mismo no puedo ver más allá del horizonte de tus labios.


Princess_of_Hell
Chat gratis