Páginas

Fantasmas Del Ático

lunes, 30 de enero de 2012

Quiero perderme en el mar de tu sonrisa.


Quiero perderme entre tu piel, en el mar de tu sonrisa, en el vacío del tiempo que se para cuando me miras a los ojos. Quiero ser el compás que siguen los latidos de tu corazón, la sal de las lágrimas que te recorren las mejillas cuando lloras de alegría, el hilo que enlaza cada uno de tus sueños cuando duermes. Quiero sentir el calor de tus sonrisas todas las mañanas, tu mirada acariciando las letras de tu libro favorito. Quiero ser tus saltos de entusiasmo, tu mundo imaginario, el espejo que se entretiene en dibujar cada detalle de tu cuerpo. Quiero ser un sueño, un deseo, algo fugaz, un destello, tu mundo, tu pensamiento, algo indefinido. Quiero ser algo que ocupe tu pensamiento al menos un segundo al día para poder existir siempre en tu vida.

 

domingo, 29 de enero de 2012

Vomitando Palabras


Nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás, nunca aprenderás.
De verdad que llegué a pensar que él no supondría un problema. El cómo conseguirlo era muy fácil. Mantener la boca callada. Pero no. Como siempre las palabras acaban siendo vomitadas por mi boca provocando una melodía que anuncia desgracia. Todo en apariencia es sencillo, es como un juego de niños. Dedícate o bien a esquivar preguntas o simplemente a negarte a contestarlas. Qué se tenga un pasado no es igual a tener que contarlo. No hay por qué ocultarlo, pero puede quedarse abandonado y bien guardadito en un baúl mientras este se llena de polvo.
Odio esa cara. Ese momento que de pronto se llena de un incómodo silencio en el que yo me he dado cuenta de que la he cagado y él se dedica a decirme con una sonrisa forzada que no pasa nada, cuando en su mirada fija en  la carretera está escrito a fuego que pasa un poco de todo. ¿Por qué narices una persona que ya no existe para mí tiene que joderme algo que ahora es tan importante? ¿Por qué siempre tengo que fallar en lo mismo? Me doy siempre contra una pared invisible que sé que existe pero que nunca puedo llegar a ver a tiempo. Mientras tanto le voy sintiendo un poquito más lejos aunque físicamente le tengo a menos de medio metro.
Odio ese momento de despedida. Ese momento en el que me mira a los ojos, me dice que me quiere y me dice que no pasa nada. Ese momento en el que solo me creo esas dos palabras. Que me quiere. Pero el resto, me suenan a palabras vacías, a mentiras disfrazadas. Es como una fiesta de baile de máscaras. Me da igual que queramos que no pase nada. Ha pasado. Sé que no vas a olvidar lo que te he dicho. Sé que esta noche, o incluso antes, mientras vuelves a tu casa en coche, vas a pensar en ello. Y lo peor es que no puedo evitar odiarme un poquito más solo con pensar que te he podido borrar una sonrisa, aunque solo sea de forma temporal.
A veces odio la imperfección. A veces me gustaría ser perfecta para no hacer “daño”  a las personas que más me importan.
Puede que me tenga que acabar creando un blog personal y privado. Puede que este sea demasiado público para escribir según qué cosas. Sí…. Pensaré en ello… A ver si ahora escribir me va a crear más problemas de los que me soluciona.

 

sábado, 28 de enero de 2012

Café con Leche



- Eres como el café con leche - le dijo con total sinceridad.

+ ¿Cómo? ¿De verdad me quieres tan poco que para ti soy como un simple y común café con leche?

- No, eres como son para MI los cafés.

+Si bueno, eso lo arreglado todo.

- Eres amargo y dulce a la vez. Somos como dos cosas distintas. No sé si eres mi salvación o el amor de mi dida. Eres algo imprescindible. Eres increible, mi complemento de bolsillo favorito a quien me llevaría a cualquier sitio. Eres una sonrisa permanente. Eres como la leche, inolvidable. Y yo soy el cafe. Esa cosa oscura y a medio hacer. Sin ti no podría vivir. Eres como para mí el cafe con leche. No puede haber uno sin el otro. No podría ser yo si tú no estuvieses a mi lado.

jueves, 26 de enero de 2012

Infinitas


- Espera un momento que me tumbo a tu lado
+ Sin prisa... si yo solo quiero abrazarte... y besarte.... y tenerte.... y hacerte el amor miles de veces.
- ¿Miles de veces?
+ Bueno, miles de veces no. INFINITAS veces.

lunes, 23 de enero de 2012

Recuerda los momentos.



-          Ven. Mira. Cierra los ojos.
-          Si cierro los ojos no puedo mirar.
-          Claro que sí.
Cierra los ojos y me coge de las manos.
-          Recuerda los momentos que hemos vivido. Recuerda esas tardes de sabor a tabaco en un mirador perdido en medio del campo. Recuerda los bailes infantiles que nos arrancaron las risas más sinceras e infantiles. Recuerda el sabor, la inocencia y la inseguridad de nuestro primer beso. Recuerda esas tardes perdidas en el tiempo mientras paseábamos por cualquier lugar, a cualquier hora, con cualquier rumbo.
Sonríe
-          ¿Por qué me dices todo esto?
-          Porque me encanta saber que eres capaz de regalarme una sonrisa infantil con solo pensar en mí.
Se ríe. No se esperaba esa respuesta. Me mira con esos ojos negros verdosos acaramelados y me reprocha:
-          Eres una guerrillera morenera.
-          No. Soy TU guerrillera morenera.

 

domingo, 22 de enero de 2012

Escribamos nuestra historia


Escribamos una historia. Una historia de las de verdad. De esas en las que no todo es perfecto porque la vida sería más aburrida sin esas cosas que nos hacen desesperar. Una historia que no sea de color de rosa, que está muy visto. Que sea de colores, en blanco y negro, borrosa, teñida, transparente o translúcida. Como tú quieras. Como yo quiera. Una historia que no tenga un típico final feliz, es decir… hagamos una historia infinita, sin final. Hagamos una historia libre, sin fechas, sin ataduras, sin compromisos. Hagamos algo divertido, nada convencional, algo diferente, algo nuestro, personalizado, único. Escribamos una historia. Pero escribámosla juntos.

 

viernes, 20 de enero de 2012

Desaparecida, sin tiempo, sin ideas.... en una burbuja extraña y un poco atemporal.

sábado, 14 de enero de 2012

744 horas a tu lado

[ESTO NO LO HE ESCRITO YO. ESTA ES LA CARTA QUE AYER ME ESCRIBIÓ MI VAMPIRO FAVORITO Y QUE HE DECIDIDO COMPARTIR]



Hace exactamente 744 horas, desde el pasado martes 13 de diciembre hasta el día de hoy, que por primera vez tus labios se pegaron a los míos. Constantemente se pasa por mi mente la hora en la que estabas abrazada a una especie de Vampiro, mientras mirábamos el reflejo de las luces que había a nuestro alrededor, y sobre todo, recuerdo el reflejo de la luna blanca que aquel día nos empezó a sonreír. (Creo que se puso tan contenta que de repente nacieron más estrellas de las que habían, o a lo mejor era mi imaginación, ya que me sentía junto a ellas en esa burbuja tan peculiar que tenemos tú y yo)
Han sido las mejores 744 horas que una persona podría llegarse a imaginar, y si a alguien le da por imaginar... ¡que le quede claro que nunca llegaría a saber la realidad!:  Hemos tenido empachos a palomitas, me has manchado de nata la nariz, me he quedado paralizado al ver tu sonrisa de ¡morena guerrillera! Nunca había visto tantos coches de color verde Fosforito y Amarillo (lo sé te debo muchos coches aún), te he tenido entre mis brazos, te he dado mil vueltas por los aires, te he besado, y me has recordado el significado que tiene la palabra amar. (Por supuesto que han pasado más cosas pero si no esta carta nunca terminaría).
En realidad todo esto se queda pequeño para todo lo que ha ocurrido en estas horas (como puedes observar, cada vez que estoy contigo se paraliza el tiempo, aunque luego haya que irse a dormir).

Para finalizar esta carta, que si te digo la verdad, no pensé que me iba a ocupar tanto, quiero decirte que A TU LADO NO TENGO MIEDO DEL MAÑANA, PORQUE HE VISTO EL AYER Y AMO EL HOY JUNTO A TI.

¡Te Amo Pequeña!


Princess_of_Hell

jueves, 12 de enero de 2012

Mi mejor Distracción

Desde la ventana puedo ver el cielo. Un cielo nublado, medio triste, melancólico, lleno de añoranza. Un edificio rojo de ladrillo son las mejores vistas que puedo obtener. Rojo. Demasiado para una ciudad tan descolorida por el paso del tiempo. Los ladrillos dibujan escenas complicas y un vestido de novia luce abandonado en un escaparate con un cartel horrible de rebajas frente a él. El semáforo cambia de rojo a ámbar y de ámbar a verde indiferente, por costumbre… por rutina. Algunas personas tienen prisa, otras tienen frío, y en cambio otras van de la mano con una sonrisa estúpida en la cara. Las farolas aún están apagadas, pero dudo que tarden mucho en encenderse. Los cascos reproducen frases incoherentes sobre la imperfección y mientras, paseo la mirada de forma distraía observando los coches, el humo, la contaminación, la concentración que reina en la biblioteca, los libros que duermen tranquilos mientras que el polvo los conquista y los cristales medio sucios de las ventanas. Solo hay una cosa a parte del teclado de mi ordenador que consigue captar toda mi atención. 
Lo tengo frente a mí. Solo me hace falta levantar la vista para esbozar una tímida sonrisa. La camiseta negra de Avenged que lleva me encanta. Su cara de concentración mientras hace cuentas de contabilidad y de finanzas hacen que piense lo increíble que es.  Los bailes en solitario que se inventa mientras escribe, me recuerdan a mí. Le invade un aura extraña. Parece que está distraído y concentrado a la vez. He descubierto que se puede estudiar y medio tocar la batería imaginaria al mismo tiempo y también he descubierto que puedes estar  sola pero terriblemente acompañada a la vez.
El cielo se está oscureciendo por momentos…  es lo único que me indica que el tiempo transcurre en su curso continuo y con su cabezonería constante… porque aquí, en una biblioteca perdida y medio escondida en medio de la ciudad, siento como se ha creado una burbuja de color indefinido donde solo existimos él y yo. Donde todo está bien, donde los problemas casi no existen, donde mirarle significa sonreír eternamente y donde dos palabras se dibujan en el aire: “Te………….”

Princess_of_Hell

miércoles, 11 de enero de 2012

QUIERO

Quiero tenerte, Quiero encontrarte, Quiero dormirme entre tus besos, Quiero romperte, Quiero arreglarte, Quiero tus besos con mis besos, Quiero comerte, Quiero tragarte, Quiero encenderte, Quiero acariciarte, Quiero deslumbrarte, Quiero fundirte con mi cuerpo, Quiero estremecerte, Quiero ilusionarte, Quiero...

Se me ocurren tantos Quiero cuando estoy contigo, que al final con que me abraces y me digas que Me Quieres me conformo.

Princess_of_Hell

domingo, 8 de enero de 2012

Sin ropa... El pecado más comestible del mundo

Invisible, incoherente, complicado, indescriptible, desenfrenado, adictivo.
No sabía si le gustaba o no el estado de enamoramiento estúpido.


Se encontraba en su habitación sintiéndose un poco rara, pues cuando miró a su alrededor, vio más de 10 velas encendidas. Suspiró. No siempre tenían que crear situaciones románticas los chicos, ¿no? Que eso fuera  lo “normal”, no significaba que estuviese mal… de todas formas, a ella siempre le gustaba ir un poco en contra de las costumbres sociales. Llamaron a la puerta.
-          ¡Buenas Princesa! ¿Qué tal has pasado el día?
-          Pues todo ha sido un poco translúcido hasta ahora.
-          ¿Translúcido?
-          Si – dijo riéndose. - ¿Una palabra demasiado complicada para ti?
La miró mal, con esa expresión que siempre la hacía reír. Cuando entró en su habitación, se echó hacia atrás de forma dramática y abrió mucho la boca. No sabía todavía si eran reacciones muy exageradas de sorpresa. De momento se conformaba con saber que le encantaban esos gestos tan... no encontraba un adjetivo para definirlos.
-          ¿Y esto?
-          Y esto es que como me dijiste que te molestaba tanto la luz, que preferías la noche, y que te considerabas más vampiro que humano… Pues nada, hoy la quedada es a la luz de las velas.
-          Eres increíble.
La abrazó y ella aprovechó para quitarle la camiseta.
-          ¿Qué haces?
-          En esta habitación hay ciertas normas. ¿No te lo he dicho? La ropa está prohibida.
-          ¿Por?
-          Porque me gusta pecar y considero que sin ropa eres el pecado más comestible del mundo.
Sonrió... al principio no dijo nada, pero a veces sobraban las palabras. Al final contraatacó.
-          Entonces vos también quedareis sin ropa ¿verdad? – antes de que la diese tiempo a preguntar por qué continuó – Porque no se imagina cuan hermosa está a la luz de las velas.
Y la beso para callar cualquier tipo de réplica. No dijeron nada más. No hacía falta. Pronto la ropa quedó olvidada en el suelo. La encantaba aquella luz que no era luz pero que tampoco era oscuridad.  Y de pronto… lo vio. Las letras verdosas grabadas en su piel habían cambiado… pero… En ellas ya no se leía Lady Blue… sino Lady Sonea. Le miró sin entender, y él, como única respuesta volvió a besarla como si aquello fuese lo más normal del mundo.

Princess_of_Hell

sábado, 7 de enero de 2012

Cuatro... Prohibido

Comer… hasta en la religión (para quien crea en ella), comer mucho es un pecado. Por ella, podrían coger las tres cuartas partes de lo que comía al día y se lo podrían llevar a personas que lo necesitaban… así, por cada kilo que ellos engordasen, eran kilos que adelgazaría.
Se había acostumbrado a la sensación constante que te producía tener el estómago vacío, y hasta había conseguido sentirse en sintonía con ella, pero como siempre, todo con el tiempo lo acababa estropeando. Ahora… había cambiado. Había empezado a comer sin pensarlo demasiado y eso la estaba matando por dentro. A ella, a su autoestima y a su ego. Comenzaba a odiar otra vez el espejo y comenzaba a evitarlo.
Conclusión… Cuando se acabasen las odiosas vacaciones… empezaría a su rutina de siempre. Dos comidas diarias y por desgracia obligatorias. El 4 no podía volver a aparecer.

Princess_of_Hell

miércoles, 4 de enero de 2012



Soy de metal. No estoy hecha de verdad, ni de mentira, ni de ilusión, ni de sueños, ni de amor, ni tan siquiera de odio. Estoy hecha de metal frío, sin recuerdos, sin alegría, sin pasado y sin futuro. Un metal que te quema por dentro, que te persigue en tus pesadillas, oscuro, que está repleto de heridas, marcas, arañazos, risas atrevidas e insultos desdibujados. El tiempo pasa acariciándome cruelmente, maltratando mi mente cansada, envejecida, repudiada. Todos rehúyen lo que consideran diferente.
Aprender parece que está prohibido y caerse permitido. En cambio parece que levantarse no es obligatorio, que puedes morir allí en el suelo mientras observas como cuerpos muertos en vida acuden al velatorio. Tus ojos grises como el acero expresan el vació que llevas dentro. Ese que no te permitió luchar adecuadamente por lo que querías. Cuando te quieres dar cuenta te encuentras en un ataúd y ya no puedes hacer nada. Entonces el metal lleno de marcas te martiriza mientras tú te vas oxidando con él, mientras lloras lágrimas de una aleación extraña que son disparos que lanzas al cielo, para recordarle a todo el mundo que el tiempo se agota, que las vidas terminan, y que solo a veces queda aquello que merece la pena. Esas cosas que nos hicieron sonreír en algún momento, por muy fugaz que fuera.

Princess_of_Hell
Chat gratis