Páginas

Fantasmas Del Ático

jueves, 26 de julio de 2012

Estrella Mensajera



Me costaba mucho pasar varios días sin estar con él, pero a la vez sabía que eso me hacía más fuerte y más consciente de la realidad. Nunca imaginé lo mucho que me calmaría escuchar su voz.
-          Mira al cielo princesa.
-          ¿Qué pasa?
-          ¿Ves la luna?
-          No
-          ¿En serio?
-          ¿Tú la ves?
-          Tampoco – me dio por reír – Bueno, pues busca la estrella más brillante.
-          Vale, ya la estoy viendo.
-          ¿Has recibido el mensaje que la he enviado?
-          Si
En realidad la estrella no me había dicho nada y me lo había dicho todo. No sabía qué era exactamente lo que le había dicho él a la estrella. No sabía si era un te quiero, un te amo, un te echo de menos, o un eres increíble y maravillosa. Pero daba igual, porque aquella noche, ese punto lejano y brillante en el cielo, me transmitió todo lo que podía decirme él cada vez que me miraba a los ojos. Por un momento sentí que le tenía al lado, y agradecí al cielo su asombroso poder de estar en todas partes y a la vez en ningún sitio en particular.
 

martes, 24 de julio de 2012

Escribir una y otra vez "Te Quiero"


Siempre me había enamorado, siempre conseguía conquistarme y siempre me proporcionaba la misma sensación de libertad e impotencia al mismo tiempo. Odiaba el agua en la cara, pero en cambio, allí, moría por sumergirme bajo la ola para más tarde saltar por encima la siguiente. Aún así, ese día me faltaba algo. Algo más importante que la sal para el mar, o que la playa para las adictas al sol. Me faltaba él. Faltaba la pieza más importante para completar el mosaico de aquel medio día de ese paisaje medio desierto. Sentada en la orilla y acariciada por el mar, escribía una y otra vez “te quiero” en la arena, y una y otra vez el agua venía y lo borraba. Pero daba igual. Así podía escribirlo infinitas veces sin que nadie se diese cuenta. Mis únicos testigos: el mar y la arena. Te quiero tanto que podía gritarlo. Pero en ese momento, quería que fuese un secreto. Nuestro secreto. La próxima vez lo gritaré, pero cuando estés conmigo.
 

sábado, 7 de julio de 2012

Puede que un poco Infantil


Coger una piedra, una tiza, algo cortante, un bolígrafo…. Y escribir en cualquier parte. Dibujar una sonrisa en una piedra que nunca más volverás a ver. Tener un compás al lado y trazar un círculo sin él. Mirar en el metro a personas con su Ipad y en cambio  llevar yo un libro con hojas de verdad en el bolso. Ir a comprar ropa y volver con una bolsa llena de ropa interior que la gente consideraría infantil, con dibujos de piolín, de la pantera rosa o de silvestre.
A veces tengo la sensación de que sigo siendo en muchas cosas infantil. Que me cuesta madurar, que me distraigo fácilmente, que a veces las cosas me quedan demasiado grandes. Que me sigo quedando abstraída viendo los dibujos de la tele, que mi película favorita es de Disney, o que me sigo enamorando de cada peluche que veo en los escaparates de las tiendas. Que soy poco responsable o que he fracaso este año en mi carrera. Pero también a veces…. Solo a veces me siento bien. Miro alrededor, hacia las personas que conozco de toda la vida, y veo que muchas se han quedado estancadas siendo igual que hace 4 años. Entonces, es cuando pienso que a lo mejor no soy tan niña como creo. No lo sé. Puede. A lo mejor.
Da igual, porque la próxima vez que vaya de compras… volveré a comprarme un pijama de vaquitas o ropa interior de dibujitos.
 
Chat gratis