Páginas

Fantasmas Del Ático

sábado, 11 de enero de 2014

En blanco.



Peluche de alguna forma siempre quedó un poco ridículo para tu físico. ¿No crees? Pero siempre que he intentado mirar más allá de ti es esa la palabra que se me viene a la mente. 

A veces un café con leche a primera hora de la mañana no es suficiente para pensar que será un buen día. A las pocas horas ya estas igual de agobiado, estresado y asfixiado. Con las mismas ganas de abandonar todo sin pensar en las consecuencias. Sin tener en cuenta quién, ni cómo, ni por qué. 
Desaparecer. Caminar sin rumbo de forma errática hasta llegar a alguna parte donde puedas quedarte en blanco y disfrutar de la sensación. Borrar la sonrisa barata que compraste en la tienda de la esquina. Que el mundo se vuelva oscuro para no deslumbrarnos al darnos cuenta de que las cosas suceden más rápido de lo que nosotros podemos asimilar. 


Si, puede que peluche suene en un principio ridículo... Pero es algo que me gustaría tener para abrazar porque sé que no hará preguntas muy complicadas.

Porque sé que es igual que el camino.
 Errático.
Porque sé que no está.
Porque cuando miro más allá de ti...
me quedo en blanco y
mengua la sensación de caída. 


Chat gratis