Páginas

Fantasmas Del Ático

martes, 22 de noviembre de 2011

Monstruos contra Caballero



Monstruos. Monstruos grandes, feos, enormes, horribles, grandes, feos, enormes, horribles, verdes, negros, blancos, de todos los colores, malvados, crueles, grandes, feos, enormes, horribles...
Están por todas partes. Se esconden en la sombra siempre que intenta ir por la luz y en la luz cuando cae en la oscuridad de las sombras.  La persiguen, la agobian, la hacen creer por un momento que es fuerte para luego aparecer de nuevo hundiéndola por enésima vez. La roban las lágrimas, la sonrisa, la ilusión… Distorsionan su reflejo en el espejo dejándola sin comer durante días dejando que se consuma entre el humo del tabaco que siempre odió.
Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada. Sola, disgustada, deprimida, ilusa, estúpida, niñata, zorra, débil, caprichosa, malcriada, egoísta, interesada.
“La débil luz tintineante de la bombilla hace que su cuerpo dibuje sombras extrañas sobre el cielo blanco de la habitación. Una de ellas parece un caballero. Uno de esos de caballo y armadura que aparecen en los cuentos cuando somos pequeños.  El caballero sonríe con tristeza al ver las lágrimas que surcan su rostro. La tiende la mano y la invita a ir con él por los alrededores de un castillo que la pertenece pero que hace tiempo que abandonó. La sube a la torre más alta y la muestra el horizonte. La enseña que hay mucho más de lo que ella ve. Un bosque lleno de monstruos se extiende a sus pies, pero las vistas son tan hermosas que llega a la conclusión de que merece la pena luchar contra ellos para conseguir disfrutar de las pequeñas cosas”.
Se cubre con la sábana y decide evadirse entre las letras de un libro que le dejó prestado el caballero de las sombras. Con cada palabra se transporta a un lugar extraño… con cada palabra le da las gracias mentalmente por estar ahí… Con cada palabra siente que mañana será un bonito día para poder volver a sonreír.
Siempre hay personas  por las que merece la pena sonreír todos los días. Y hoy… tú eres una de ellas.

Princess_of_Hell

3 comentarios:

  1. Yo mataré monstruos por ti. Solo tienes que avisar. Este fin de semana imposible, pero de aqui en adelante quiero verte. Vete buscando día.

    ResponderEliminar
  2. Interesante, sin duda encuentro muy llamativo que escribas tantos despectivos con tipografías distintas.
    Espero que llegues a ese horizonte y dejes atrás a los monstruos, ánimo =)

    ResponderEliminar

Chat gratis