Páginas

Fantasmas Del Ático

miércoles, 1 de febrero de 2012

A veces dicen...


Me gustaría desaparecer, asfixiarme a tabaco, gritar hasta quedarme sin voz, romper cualquier cosa que tenga alrededor y arrancarme todas las lagrimas hasta cercionarme de que no me queda ninguna.
A veces dicen que el desamor te hace llorar y lo expresan como “cuando creo que me he quedado sin lágrimas, me encuentro llorando de nuevo”
A veces también dicen que cuando una persona llega a su límite, ya no puede ir más allá.
Ella no solo consigue  hacerme llorar, u odiarla hasta que me dan náuseas solo con mirarla. También consigue romper cada día la barrera de mi límite.
Harta, cansada, llena de rabia y frustración. Daría lo que fuera por irme a miles de kilómetros y hacer que nadie existe.
Puede que hoy no desaparezca, puede que no me asfixie, que no grite o que no rompa nada… pero no siempre serán así… puede que mañana sea diferente. O no.

 

1 comentario:

Chat gratis