Páginas

Fantasmas Del Ático

miércoles, 11 de abril de 2012

Odio hacer de mi blog un diario.


¿Hasta qué punto podemos estar seguros de algo? ¿Hasta qué punto puedes librarte de los sentimientos? ¿Hasta dónde llega la estupidez y la curiosidad?
Sentimientos llenos de polvo que se entremezclan con la insana curiosidad. Decisiones que por alguna confusa razón nunca fueron tomadas. No se puede avanzar un kilometro y volver atrás dos días después. Así no se acaban las cosas. Es como echarte sal en una herida. Es joder por joder. Es confusión, insensatez.
Como no comience a escribir de nuevo pronto… al final acabaran conmigo las ideas, las dudas, la realidad, el estrés, las cosas extrañas como esta y las preguntas que ocasionan entradas escritas sin pensar.
Odio hacer de mi blog un diario. Odio dejar de lado aquello por lo que empecé a escribir.
 

1 comentario:

  1. ¿Por qué empezaste tu blog?
    Yo creo que en cada momento, necesitas hacer de él una cosa. Yo a veces necesito escribir de forma clara. Otras mi cabeza me pide lanzar una opinión y otras, simplemente, viajar al pasado y escribir un micro-diálogo. A mi me gusta tu blog, siempre, incluso cuando parece un diario. Pero me gusta más cuando lo actualizas con más frecuencia y, si no me equivoco, lo de escribir te suele venir bien incluso cuando no tienes tiempo.
    Ahora mismo te escribo por facebook, pero... no se puede tampoco andar dos kilómetros en dos días salvo en muy contados casos. Y volver atrás siempre es imposible. Pero cambiar de camino suele ser una buena solución para esa imposibilidad.

    ResponderEliminar

Chat gratis