Páginas

Fantasmas Del Ático

domingo, 6 de mayo de 2012

Soy Masoca, ¿Y QUE?

-          No te entiendo.
-          Bueno, soy masoca ¿y qué?
-          No puedo contestarte a eso.
Se quedó extrañada.
-          No buscaba una respuesta… pero por curiosidad, ¿por qué me dices eso?
-          Porque no sirve de nada que nadie te diga las miles de formas de no pensar, ni que te digan que no merece la pena, ni nada. Todo lo que te digan te parecerá superficial y lo más probable, es que pienses que es muy fácil hablar, pero que en realidad… todos en tu situación estarían igual.
-          No sé a dónde quieres ir a parar.
-          “Soy masoca, ¿y qué?” A eso solo te puedes contestar TÚ. Solo cuando de verdad estés mentalmente preparada, serás tú misma la que dirás que no merece la pena, la que borrarás su número del móvil, la que dejarás de contestar a sus llamadas, la que cambiará las contraseñas de todo y la que empezará a vivir sintiéndose un poco más libre cada día. Te darás cuenta de que cada uno tiene que seguir su vida, y que tú no eres resposable de todo lo que pasa a tu alrededor. Serás tú la que te des cuenta de que nada es más importante que tu felicidad. Que aunque sea duro, eres lo suficientemente fuerte como para seguir adelante porque es el único camino correcto. Y sobre todo, serás tú la que probablemente te digas algún día: “tardé demasiado en tomar la decisión correcta”. Mientras tanto, serás la única que le encuentre sentido a tu masoquismo.
 

3 comentarios:

  1. No sirven de nada los consejos, porque ya los sabes. Creo que es cosa tuya, eres tú la que decide. Y lo que pensamos los demás, lo sabes sin necesidad de preguntar.

    ResponderEliminar
  2. IMPRESIONANTE, sin más.

    ResponderEliminar

Chat gratis