Páginas

Fantasmas Del Ático

lunes, 23 de junio de 2014

Hasta que lluevan pianos del cielo.


Cerré los ojos instintivamente como cada vez que alguien me acariciaba el pelo, solo que esta vez lo único que ibas a hacer era recuperar tus gafas de mi cabeza. 

No esperaba encontrarte mirándome segundos después. Algo chasqueo. ¿No lo escuchaste? Con la intensidad que transmitías con tus ojos oscuros me sentí más desnuda que nunca. Y en ese momento deseé que me besaras. Y sentí que me podría ir contigo al fin del mundo y no dejarías que me pasase nada. Que me rescatarías incluso antes de ser capaz de pedir ayuda. Que no me harías daño. 

Algo chasqueó y sentí mil y una estupideces imposibles. Pero como decía la canción, deseé con todas mis ganas que te quedaras a mi lado hasta que lloviesen pianos del cielo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Chat gratis