Páginas

Fantasmas Del Ático

sábado, 7 de enero de 2012

Cuatro... Prohibido

Comer… hasta en la religión (para quien crea en ella), comer mucho es un pecado. Por ella, podrían coger las tres cuartas partes de lo que comía al día y se lo podrían llevar a personas que lo necesitaban… así, por cada kilo que ellos engordasen, eran kilos que adelgazaría.
Se había acostumbrado a la sensación constante que te producía tener el estómago vacío, y hasta había conseguido sentirse en sintonía con ella, pero como siempre, todo con el tiempo lo acababa estropeando. Ahora… había cambiado. Había empezado a comer sin pensarlo demasiado y eso la estaba matando por dentro. A ella, a su autoestima y a su ego. Comenzaba a odiar otra vez el espejo y comenzaba a evitarlo.
Conclusión… Cuando se acabasen las odiosas vacaciones… empezaría a su rutina de siempre. Dos comidas diarias y por desgracia obligatorias. El 4 no podía volver a aparecer.

Princess_of_Hell

2 comentarios:

  1. Y en realidad daba importancia a algo que no debería tenerla. por lo menos no tanta.

    ResponderEliminar
  2. Como dice el anterior comentario...el físico no lo es todo...

    ResponderEliminar

Chat gratis