Páginas

Fantasmas Del Ático

domingo, 16 de diciembre de 2012

...


Algo… Hoy siento algo y te echo mucho de menos. Hoy pienso demasiado y tú no estás aquí y ahora para besarme y hacerme sonreír.

El cielo esta gris. Al menos es lo que se ve desde la ventana. Tiene pinta de hacer mucho frío. Los huesos se me congelan solo de pensarlo. Puedo sentirlo.
…Frío
Miradas que ya no sé qué significan y me producen escalofríos. Son caras desesperadamente desconocidas fundidas con fragmentos de pequeños recuerdos bonitos. El pasado me pesa. Y mucho. A veces creo que me ahogo entre las sábanas oscuras de mi cama, que me falta el aire y me vuelvo chiquitita, microscópica. Siempre encuentras algo que te recuerda lo mal que lo hiciste, lo mal que te comportaste, lo impulsiva que fuiste, lo mucho que te dejaste llevar por algo puntual y momentáneo.
Hoy es un día malo. Me lo han dicho las nubes. Sé que en parte lo he hecho bien. No soy tan desastre, ¿no? Bueno, en verdad sí, pero entre tanto fallo al final la fórmula final salió bien. ¿Problema? Demasiados daños colaterales y explosiones por el camino.
…Caminos
Más bien vías de tren. Las cosas pasan con demasiada rapidez como para verlas con claridad. Puedes caerte y morirte en el intento. De momento, esta noche prefiero congelarme en mi vagón, donde las cosas se mantienen medio estables, bastante definidas y puedo olvidar al mundo refugiada en tus besos.
 
 
 
Hay recuerdos que con el tiempo superas y acaban olvidados en la basura...
Pero hay otros... de los que simplemente te resulta imposible
deshacerte, y aprendes a convivir con ellos.
 
 
 

2 comentarios:

  1. No es malo guardar los recuerdos que te hacen feliz mientras que aferrarte a ellos no te impida seguir adelante. Días fríos, días raros. Que poco me gustan. Pero lo importante es que acaban.

    ResponderEliminar
  2. A veces echar de menos no es malo. Pero hay que saber seguir adelante con esa sensación en el cuerpo. Ánimo, los días fríos pasarán antes de que te des cuenta.

    ResponderEliminar

Chat gratis