Páginas

Fantasmas Del Ático

miércoles, 2 de enero de 2013

Piii… Piii… Piii…


-          ¿Si?

-          Hola… ¿te acuerdas de mí? No por favor. No contestes. No me digas nada. Solo escúchame. Solíamos hablar todos los días, eras el motivo de mi sonrisa, de mis lágrimas… y un día dejamos de hablar. ¿Te acuerdas? Pasamos miles de tardes mirando al infinito, manteniendo conversaciones que no llegaban a ningún sitio. Vimos muchos atardeceres sentados en esos columpios antiguos de nuestro pueblo. Me gustaba pasar tiempo contigo, a tu lado. Saber que siempre estarías allí, desafiándome, enseñándome. Me gustaba saber que mientras yo pensaba todos los días que ponerme, tu por tu cuenta, pensabas la forma de desnudarme, de dejarme con esa sensación de inseguridad para luego recordarme que todo lo que se puede quitar, se puede volver a poner. A lo mejor no igual, pero eso no era importante. No ES  importante. Sabes que te quiero, pero también sabes que te odio. Puede que por eso no hablemos. No lo sé. ¿Sabes otra cosa? Te echo de menos, pero tengo que reconocer que estoy mejor sin ti. Te quiero fuera de mi vida. Me cuesta mucho decirlo en voz alta, pero lo necesitaba. También tengo que reconocer que no quiero dejarte ir. A veces duele demasiado. Pero da igual. Te preguntarás por qué te he llamado. Quería despedirme de ti, querido PASADO. Me parecía grosero no dedicarte una explicación. Aunque claro, puede que haya sido una decisión egoísta en un estúpido intento de auto convencerme de que es lo mejor. Eso tampoco lo sé. Cuídate mucho.

3 comentarios:

  1. "Te echo de menos, pero tengo que reconocer que estoy mejor sin ti".

    Hay personas que significan mucho en nuestra vida, pero que por los motivos que sean es mejor dejar ir. Y aunque en ciertos momentos sintamos que no deberíamos haberlo hecho, en realidad estamos mejor así, sin tanto dolor.

    Un beso y ánimo, ya sabes.
    Y échale una sonrisa al 2013.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es demasiado difícil despedirte del pasado por mucho que estés mejor sin él, pero también necesario. Es de valientes saber hacerlo.
    Besitos, señorita lied.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes? Hay una cosa que siempre he tenido muy claro...las verdades dichas en voz alta alcanzan la relevancia que necesitamos para tomar decesiones. Tan dificiles como esta. El pasado no es más que lo que quisimos ser sin conseguirlo del todo. Cada día tenemos la misma oportunidad para volver a intentarlo.

    Me parece que me quedo por aqui :)

    ResponderEliminar

Chat gratis