Páginas

Fantasmas Del Ático

lunes, 30 de noviembre de 2015

Vacía

“Sinceramente, dudo que vuelva a pasar algo entre nosotros. Y de pasar… sería dentro de mucho tiempo. Me gustas como amiga”

Y sucedió. Justo en ese  momento. Las pequeñas alas de papel que había conseguido hacer aparecer durante ese breve periodo de tiempo, temblaron y estallaron en pequeños pedazos imposibles de reparar. De nuevo sintió ese sentimiento de persona vulgar que tan familiar le era.
Se sintió demasiado corriente, pequeña, débil, triste, perdida, inmadura, idiota, insuficiente… como siempre. Por un segundo se había permitido olvidar que las cosas bonitas que tenían los demás no eran para ella.

Pisó el acelerador por inercia. Rompió a llorar. Gritó. La aguja caía cerca de los 140km/h. No era suficiente. Nunca era suficiente. Quería desaparecer. Irse.

Minutos después cuando ya no existían más lágrimas que derramar, se quedó vacía. Vacía de vida, de ilusión, de alegría, de positividad, de esperanza.




Y entonces…tuvo miedo. 


1 comentario:

  1. Llego un año tarde para comentar, pero llego.
    La intención es lo que cuenta, dicen, ¿no?

    Si aún llegas a leer este mensaje, y tienes twitter, estaré esperando que te des un paseo por allí para avisarme de que no has ido muy lejos.

    @byzetaone

    ResponderEliminar

Chat gratis