Páginas

Fantasmas Del Ático

viernes, 11 de febrero de 2011

Noche Especial

Una habitación…. Una habitación iluminada tan solo con velas…. En medio… elegante, una cama con un edredón negro… que esconde bajo sus hilos unas sabanas de seda tan rojas como la sangre… unas cortinas, tan negras como el carbón se dejan caer a los lados de tan humilde lecho esperando a que alguien lo ocupe….

En la puerta de dicha habitación, dos sombras, unas de mas altura que la otra, pero confundiéndose en una sola. Un vestido, también negro, a juego con su acompañante, con un corpiño tan ajustado que cuesta respirar, tan largo y voluminoso que cuesta caminar… un pelo de unas dimensiones vertiginosas…. Recogido humildemente en un sencillo recogido…
El acompañante, con los brazos rodeando la cintura de la dama… la mira con sus ojos oscuros ardiendo de pasión… devorándola con la mirada… ella correspondiendo a tanta insistencia silenciosa… desliza sus finas manos de porcelana por su cuello, se alza de puntillas, y le besa en el cuello, mientras siente como unos afilados colmillos le crecen sutilmente en la boca, para instantes después, morderle en un acto que les provoca estremecer. Con la tenue luz de las velas, mira a su amado tan perfecto y bello como nunca lo había estado ante, anhelante de algo que no se puede describir con palabras mientras resbalaban finos hilos de sangre por las comisuras de los labios sonrientes de esta. La corta distancia que le separa desaparece por momentos, para dar lugar a un furioso beso en el que se puede saborear la sangre, la pasión, en el que se pueden sentir hasta el corazón latir bajos sus delicados pechos…. Llevándose las manos al pelo, deshace fácilmente su recogido para dejar caer libremente unos finos cabellos color chocolate…. Dejándola así, un aspecto más salvaje y provocador…El tiempo se para, solo existen ellos… el caballero coge en volandas a la dama, la lleva hasta el lecho depositándola entre las suaves sabanas para un segundo después, deslizarse entre ellas para volver a acortar esa dolorosa distancia que les separa. Con un cariño infinito, la muerde el cuello, la besa la comisura de los labios, ambos disfrutan con cada momento, cada movimiento, sintiendo como suya la respiración del otro….la sangre se desliza por las sabanas manchándolas disimuladamente, las velas tímidamente descienden la intensidad de la llama, y el amado abraza a su dama, depositando esta última la cabeza en el pecho del otro. Tan caballero como le habían educado, le susurra al oído durante sabe Dios cuanto tiempo, millones de historias, millones de promesas imposibles y cuando terminando la noche y acercándose el alba se prometen que estarán juntos para siempre, que solo se amaran mutuamente… se besan en un beso mucho más delicado que los anteriores, y deslizándose por su mejilla, acercando sus labios al cuello… el amado susurra solo dos palabras:
TE QUIERO



Princess_of_Hell

2 comentarios:

  1. Earwen, aquí tienes la historia que te he comentado esta mañana... Mira que me extraña que no la hayas leído... Tiene más de un año!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!!Esta muy bien escrita. :)
    A mi también me extraña, pero no la había leído xd

    ResponderEliminar

Chat gratis