Páginas

Fantasmas Del Ático

lunes, 19 de septiembre de 2011

Otoño


Estaba en la parada del bus. Acababa de salir de un maldito edificio y  ya tenía que tener puestas las gafas de sol para protegerse de esa luz excesiva que tanto la molestaba. De pronto, tuvo frío. Por un momento maldijo al viento y se arrepintió por no haberse quedado con la sudadera puesta aquella mañana, pero justo en el momento siguiente se llamó estúpida. La temperatura había bajado considerablemente, lo cual significaba que el calor agobiante del verano estaba cada día un poquito más lejos. Significaba que el otoño estaba a punto de imponer su presencia, que podría volver a disfrutar de la ropa de invierno, de la lluvia, de ese frío que te llegaba hasta los huesos y que tanto la gustaba, del aire que te congela la cara, que te revuelve el pelo…. Sí… Tenía frío y nada que ponerse encima, pero a la siguiente corriente de aire, mientras se abrazaba a sí misma, sonrió contenta de lo que aquello significaba. Al fin y al cabo… parecía que la vida no para de demostrarle que casi siempre las peores cosas que marcaban su vida, tenían la dichosa manía de tener lugar en verano.

Princess_of_Hell

1 comentario:

  1. Yo creo que ya tengo ganas de frio. Lo peor es que luego enseguida tengo ganas de calor otra vez.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Chat gratis