Páginas

Fantasmas Del Ático

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Acompañada por un Gato Bajo la Lluvia



[LA HISTORIA LA ESCRIBI HACE TIEMPO... PERO SIGUE SIENDO VERDAD. TU ESTADO DE ÁNIMO ME SIGUE AFECTANDO COMO SI NADA MALO HUBIESE PASADO DESDE AQUEL DIA QUE ME DIO POR ESCRIBIR ESTAS LINEAS....]

Una lágrima. Una gota de lluvia. Una lágrima. Una gota de lluvia.

Mis mejillas no saben cual es cual. ¿Pero acaso importa?

El banco en el que estoy sentada está mojado, como yo. El parque está vacío, nadie le quiere en días de lluvia. Suelo tender a querer lo que las personas normales rechazan. ¿Soy rara? Puede. Pero me gusta lo que es diferente, porque normalmente suele merecer la pena. Como tú. Como nuestra relación.

¡Anda mira! Un gato negro está pasando frente a mí. Me mira con los ojos verdes. El color de la esperanza. Él también es diferente. Seguro que es el mejor gato del mundo. Los dos estamos empapados. Si mi madre me dejara tener animales lo adoptaría. Al fin y al cabo suelen ser las mascotas de las brujas. Eso que dices que soy, pero que yo no me creo del todo que sea.

Eso sí, reconozco que tengo una conexión con tu estado de ánimo. Si estas contento, yo también. Si estas triste, yo también. Y si lloras… yo también lloro. Así que aquí estoy. Camuflando mis lágrimas con la lluvia mientras miro a un gato desconocido.

Estar solo, como yo ahora, no es nada apocalíptico. El problema es sentirte solo. Y ambos nos sentimos así. Yo por mis cosas y tú por las tuyas, pero ambas parecidas. ¿Sabes? Tengo miedo. Mucho. Estoy al borde del desastre, como muchas otras veces. Me afecta lo que me dicen las personas que me importan, por eso… en momentos de debilidad… prefiero estar sola antes que hablar con ellas para poder coger fuerzas, crearme una máscara y evitar que me afecten las consecuencias. Evitar que calen en mí las palabras que el viento se lleva sobre la marcha. La única persona que me está manteniendo en pie y con fuerzas eres tú. Pero cuando me entero de que estas igual… los arqueros que tengo en mi muralla emocional se despistan y me pongo a llorar.

Entonces es cuando necesito un abrazo, de esos de verdad. Y tú también lo necesitas. Lo necesitamos. ¿Y el gato? ¿Necesitará un abrazo? Se va. Ha perdido el poco interés que tenía en mí, así que supongo que solo será diferente al resto de los gatos.

Si es verdad que soy bruja, ya que no puedo hacer magia con la distancia, me gustaría hacer magia con las palabras. Y ya que no puedo darte un abrazo, te hago partícipe de lo que pienso bajo estas nubes grises que tapan el sol.

"Daría lo que fuera por volver a verte sonreír"

Princess_of_Hell

2 comentarios:

  1. Ai. Con esta me he sentido identificada yo... y mucho. A mi también me gusta estar sola cuando me siento sola, con mi mundo y mis cosas. Un besito.

    ResponderEliminar
  2. gato negro de ojos azules...1 de diciembre de 2011, 10:08

    a todos nos gusta sentirnos solos y acurrucarnos en nuestra amargura d tristeza....pro t aseguro que lo q t puede dar una mirada.....jamás t lo quitaran un mar de lagrimas a solas.....

    ResponderEliminar

Chat gratis